Paisaje de un eros arrasado es un estudio escénico que aborda los estados de agotamiento asociados a la autoexplotación y la hiperproductividad en la condición neoliberal.La propuesta funciona como un catálago nosográfico que confronta al público con las somatización de la ideologia neoliberal. Una coreografía del colapso que emplea la metáfora del motor perpetuo para rastrear los escenarios de la neurosis y la fatiga. 



« Todos y cada uno presienten que sus existencias tienden a devenir el campo de una batalla en el que neurosis, fobias, somatizaciones, depresiones y angustias son los toques de retirada.»
Tiqqun
Intitut del Teatre 
Coreografía
Barcelona, 2015.







© 2021 I David Pérez